gingerbreadNuestro taller de galletas de jengibre en inglés del pasado viernes, y como no podía ser de otra manera, fue todo un éxito. Nuestros pequeños cocinillas se lo pasaron en grande haciendo unas deliciosas galletas de jengibre (Gingerbread biscuits) y practicando inglés.

Estas galletas vienen de un cuento tradicional en el que una galleta de jengibre huye corriendo del horno del que acaba de salir porque no quiere que la coman. Tras escapar de varios animales que también la querían comer, se encuentra con un lobo (personaje bien conocido en los cuentos tradicionales por su enorme apetito). Éste le ofrece su ayuda para cruzar un río y la pobre galleta no se da cuenta de que sólo es una trampa para comérsela. En nuestro taller dejamos el final abierto para que los participantes decidiesen el futuro de la galleta. Tenemos que decir que fueron muy benévolos.

Os dejamos la receta por si queréis practicarla estas navidades.

Ingredients:

350 g plain flour

1 tsp baking soda

2 tsp ground ginger

1 tsp ground cinnamon

125 g butter

175 g light soft brown sugar

1 egg

4 tbsp honey or golden syrup

Preparation method:

1. Sift together the flour, baking soda, ginger and cinnamon and pour into the bowl of a food processor. Add the butter and blend until the mix looks like breadcrumbs. Stir in the sugar.

2. Lightly beat the egg and honey (or the golden syrup) together, add to the food processor and pulse until the mixture clumps together. Tip the dough out, knead briefly until smooth, wrap in Clingfilm and leave to chill in the fridge for 15 minutes.

3. Preheat the oven to 180º. Line two baking trays with greaseproof paper.

4. Roll the dough out to a 0.5 cm thickness on a lightly floured surface. Using cutters, cut out the gingerbread shapes and place on the baking tray, leaving a gap between them.

5. Bake for 12-15 minutes, or until lightly golden-Brown. Leave on the tray for 10 minutes and then move to a wire rack to finish cooling. When cooled decorate with the writing icing and cake decorations.

Y si veis que coméis demasiadas galletas también podéis poner en práctica la técnica de la galleta del cuento tras salir del horno:

“Run, run as fast as you can,

I’m the gingerbread man!

You can’t catch me!!!!!”